“A los hijos hay que llevarlos al campo y enseñarles a amar la tierra”, Samuel Canizalez

Samuel Canizalez es un agrónomo sonsonateco de nacimiento y migueleño de corazón. Orgulloso de sus raíces campesinas, asegura que “a los hijos hay que llevarlos al campo y contarles anécdotas, tenemos que alejarlos un poco de la tecnología y enseñarles a amar la tierra”.

Desde el 2016 se desempeña como jefe de producción agrícola, pero llegar hasta allí ha requerido un largo recorrido. Cuando ingresó a CASSA, en 1996, acababa de graduarse de bachiller en contaduría pública pero no había logrado encontrar trabajo en esa área y, de repente, un amigo de su infancia que trabajaba en Central Izalco le dijo que había una oportunidad de empleo como muestreador de caña (1); él no dudó en aceptar el reto pues estaba acostumbrado a trabajar en el campo.

Años después obtuvo un puesto como oficial de cosecha y, gracias a su desempeño, fue ascendido a responsable de cosecha. Sus compañeros lo animaron a seguir estudiando y fue así que se decidió a inscribirse en la carrera de Ingeniería Agroindustrial en la Universidad de Sonsonate (USO).

En 2005 sucedió algo que marcó a Samuel, Ingenio Chaparrastique se unió a la familia CASSA, por lo que él tuvo que trasladarse a San Miguel para trabajar en la estandarización de los procesos agrícolas en los cultivos de caña del oriente del país. Tanto tiempo en San Miguel lo hizo decidirse a vivir definitivamente en esa ciudad, la cual desde 2009 se ha convertido en su hogar. Conócelo más en esta entrevista.

COMUNIDAD CASSA: ¿Por qué decidió estudiar agronomía?
SAMUEL CANIZALEZ: porque nací en el campo y provengo de una familia de campesinos: mi abuelo era agricultor y mi padre administraba una finca. Desde los 13 años empecé a realizar labores agrícolas, por lo que dedicarme a eso fue lo más natural para mí.

CC: Cuando estaba en la universidad, ¿cuál era su materia favorita?
SC: todas las que tenían números, como matemáticas y física.

CC: ¿Cuál cree que es la importancia de agricultura en El Salvador?
SC: la agricultura es importante porque somos seres humanos y siempre vamos a necesitar comer. Como agrónomos nuestra responsabilidad es darle de comer al mundo pero con una visión a largo plazo, con planificación y responsabilidad, y no verlo solo como algo inmediato. Debemos actualizarnos, innovar e implementar tecnologías que nos permitan tratar mejor la tierra.

CC: ¿Cuál es su función dentro del proceso productivo de la caña de azúcar?
SC: soy jefe de producción agrícola y me encargo del manejo agronómico del cultivo en todo su proceso (preparación de tierra, siembra, fertilización, manejo integrado de plagas, etc.).

IMG_3035

CC: ¿Qué es lo mejor de ser un agrónomo?
SC: lo más gratificante es levantarse temprano, ir al campo, hablar con las plantas, ver sus frutos y aprender el lenguaje de la naturaleza. No hay nada mejor que eso.

CC: ¿Qué significa para usted ser un agrónomo en Grupo CASSA?
SC: que es una empresa que tiene un modelo diferente de hacer negocios, que nos reta a pensar integralmente en todo (en el entorno, en la gente, en los productores de caña, en los trabajadores, en los proveedores de servicios, en las comunidades, etc.).

Además, CASSA tiene algo que no tienen muchas empresas, y es que valora y agradece el trabajo que cada persona hace, nos hacen sentir lo importantes que somos y la forma en que aportamos valor a la empresa, y eso nos mueve a comprometernos más con nuestro trabajo.

  • Muestreador de caña: persona que se encarga de tomar muestras representativas del cultivo de la caña para que, posteriormente, estas sean analizadas en el laboratorio.

COMPARTELO AHORA

SUSCRIBETE